Al Real Cartagena le falta alineación y balanceo para lograr mejores resultados

Loading

Ricardo Bello

Revista Corner

Al finalizar el partido con deportes Quindío donde Real Cartagena cayó derrotado 1×0 se ha jugado ya el cincuenta por ciento del primer torneo y es importante ir evaluando el comportamiento del equipo heroico.

Si miramos la tabla de posiciones se han logrado doce puntos de 24 posibles, producto de 3 partidos ganados, tres empatados y dos derrotas, no es el mejor rendimiento, pero se está clasificando dentro de los 8 y se está cumpliendo el objetivo.

Al momento de armar el Real Cartagena 2024 se ha concebido un equipo para marcar diferencia y estar en los lugares de privilegio tal como como lo dijo el técnico Alberto Suárez «para la inversión que se ha hecho no ha sido coherente el rendimiento. Quizá se pensaba que podíamos estar mejor, pero hay que tener en cuenta que debemos ir engranando el equipo en todas sus líneas para poder ser competitivos en cualquier plaza. Aún a estás alturas del torneo no se logra ganar de visitante y preocupa que en las últimas dos salidas no se vio una claridad en el funcionamiento del equipo cartagenero, quizá por la ausencia de Cristian Marrugo, que ojalá regrese pronto”.

El técnico tiene que revaluar y como lo acotaba en sus declaraciones «en la B hay que correr porque se juega a una mayor intensidad”, en el partido ante Unión Magdalena no se logró manejar un resultado favorable y ante Quindío las fallas en el sector medular, sobretodo en los primeros 45 minutos muestran que aún estamos distantes de ser el equipo poderoso en el torneo y que los jugadores con buen nombre y recorrido tienen que trabajar para estar futbolísticamente y físicamente bien para la competencia. Concretamente el caso de Teo Gutiérrez y Chino Sandoval que no estuvieron en la pretemporada y se van acoplando sobre la marcha del torneo algo que resulta riesgoso pero que hay que lograrlo para poder mejorar el rendimiento.

Ganas e inversión no han faltado, el respaldo de la afición está pero futbolísticamente falta trabajar con un grupo compacto que refleje en el terreno con resultados.

Es claro que para ganar hay que pensar en nuevas contrataciones en caso que los resultados no se den, pero particularmente pienso que dispersa la atención del equipo. Estar hablando de nuevos nombres ¿Hasta que punto es favorable traer un jugador como Pabón por solo seis partidos? primero hay que clasificar a los 8 y no dejarse llevar por las emociones. Pero los dolientes igual invierten exigen y toman las decisiones buscando un bienestar, hay que estar concentrado en el trabajo y conseguir el objetivo paso a paso con este grupo inicial que se ha conformado, donde el técnico Alberto Suárez y los jugadores tienen una responsabilidad y luego si pensar en refuerzos en la medida que las necesidades se presenten.

Futbolísticamente contra Quindio vimos un arquero que lució inseguro algo que no se había presentado. Una defensa que hasta el momento su labor es aceptable y un mediocampo que con la ausencia de Cristian Marrugo empieza a sufrir demasiado para generar opciones de gol, hay que anotar el buen deseo de Sebastián Giraldo y Rivas pero no alcanzó.

Los delanteros como Lucumí en el balance en general han aportado goles. Tel ha generado asistencias, el Chino Sandoval aún le falta forma y Miguel Murillo espera tener buenas tardes aportando lo suyo, pero para eso hay que trabajar y duro, aquí hay rivales fuertes, Cúcuta, Huila, Unión Magdalena, Llaneros, Quindío.

Los torneos se ganan con grupos dispuestos al sacrificio y trabajo continuo para tener buen comportamiento en todas las lineas.

Cuotas de experiencia y juventud, eso tiene el Real Cartagena, sin embargo se necesita combinar bien los ingredientes para tener un buen sabor que hasta ahora es agridulce, pero se espera sea mucho mejor. Al menos estamos en los 8, ojalá en los cuadrangulares sea otra historia.