Carabineros tejen una Navidad de Esperanza y Solidaridad

Loading

Guardianes de sueños en Bolívar.

Una crónica de generosidad, resiliencia y compromiso que ilumina corazones en la época más linda del año.

Por: Emilio Gutiérrez Yance

En las remotas tierras del sur de Bolívar, donde los vientos de diciembre danzan una narrativa única y la esperanza a veces se desvanece, los Carabineros de la Policía Nacional despliegan un Plan Navidad que va más allá de la seguridad convencional. Se erigen como guardianes de sueños, entrelazando el destino de la comunidad con hebras de generosidad y esperanza.

Bajo el abrazo cálido de los vientos decembrinos, se transforman en ángeles de esperanza en una vereda de Rioviejo, Bolívar, un rincón encantado donde no solo llevan consigo regalos materiales, sino también ofrecen atención médica gratuita para los animales. Una iniciativa que no solo alivia cuerpos, sino que también teje lazos comunitarios, resplandeciendo como luces de Navidad en la oscuridad.

El coronel Alejandro Reyes Ramírez, líder de esta experiencia mágica, dirige con firmeza una logística que va más allá de la simple entrega de regalos. Es un despliegue de generosidad: regalos, buñuelos, natilla, una cena navideña tradicional y una emotiva oración para homenajear a doña Rosiris Sotomayor Acevedo, una mujer campesina aguerrida, símbolo de resiliencia en la zona.

En su comedor rústico, la luz de las velas danza con la esperanza mientras los Carabineros comparten momentos cargados de emoción. Por primera vez, los fogones artesanales de doña Rosiris permanecen apagados, pues la Policía llegó con el calor de la solidaridad y la generosidad. La cena navideña se convirtió en un cuento viviente, impregnado del espíritu de la Navidad.

Pero la magia no se detuvo ahí; un mercado y revisiones médicas para todos sus animales, cortesía del Grupo de Carabineros y Protección Ambiental, fueron el toque final de este cuento navideño donde los relinchos de los equinos se entremezclaron con villancicos improvisados, creando una melodía de esperanza que rompió las cadenas del miedo.

Los Carabineros, lejos de ser meros guardianes del orden, se convierten en amigos entrañables de los campesinos. Llevan consigo el espíritu de progreso incluso en los momentos más desafiantes, donde la educación ciudadana y la protección del medio ambiente se convierten en regalos navideños, semillas de un futuro más seguro y sostenible para las comunidades rurales de Bolívar.

Gracias al compromiso inquebrantable de los Carabineros, el departamento de Bolívar se ilumina con la magia del amor y la solidaridad. Los sueños de los campesinos se entrelazan con hilos de esperanza, construyendo un paisaje rural más resiliente y próspero en medio de la adversidad.

En esta temporada, los Carabineros celebran no solo la magia de la Navidad, sino también la fortaleza de una comunidad unida por el compromiso y la protección de quienes, con valentía, velan por su seguridad en los territorios más desafiantes.