Cartagena cuenta con Política Pública Educativa aprobada por el Conpes Distrital

Loading

El Distrito de Cartagena aprobó la política pública educativa que tiene entre sus objetivos ampliar la oferta de educación inicial, aumentar la cobertura en primaria, secundaria y media, mejorar la calidad, los ambientes escolares, cerrar brechas urbano-rurales y fortalecer el reconocimiento de la diversidad étnica y cultural en el territorio

La educación en Cartagena ya cuenta con una política pública de largo plazo que fortalecerá la gestión y las inversiones en el sector, y que traza el camino para garantizar a los niños, niñas y jóvenes de la cuidad una educación de calidad.

La política tiene una vigencia de 16 años (2024-2039) y contiene un plan de acción de 61 productos con los que la Administración Distrital responde a los desafíos sociales planteados por la ciudadanía en mesas de participación realizadas a lo largo y ancho de la ciudad, donde se lograron más de 5.200 participaciones en las diferentes etapas del proceso.

“Esta es una política pública de todos, producto de un ejercicio altamente participativo en el que toda la comunidad educativa soñó y pensó la hoja de ruta que debe seguir el sector. Todos sus dolores, retos y grandes esperanzas están plasmadas en esta política que hoy entregamos a la ciudad”, dijo la secretaria de Educación, Olga Acosta Amel, al término del Conpes que presidió el Alcalde Distrital William Dau Chamat, y en el que participó el pleno del gabinete distrital.

La funcionaria resaltó que la ciudad debe abrazar esta política pública, e invitó a los actuales aspirantes a la Alcaldía a leerla, acogerla y llevarla a sus planes de desarrollo. “Cartagena estaba a la espera de un proyecto de este tipo, y hoy se lo entregamos con todo nuestro amor, porque es una herramienta que permitirá tomar de decisiones claras en materia educativa”, subrayó Acosta Amel.

Durante la sesión del Conpes Distrital, el Alcalde William Dau Chamat, dijo que la política pública educativa está a la altura del desafío de fortalecer la gestión del sector y contribuir a cerrar las brechas de acceso, calidad e infraestructura.

“Esta es una política de la cual nuestra administración se siente orgullosa. Para la acción planificada del gobierno es el mejor instrumento para contribuir a cerrar las brechas de acceso, calidad e infraestructura que por muchos años ha afectado al sector y que en muchos casos ha comprometido la obligación constitucional de garantizar el derecho a la educación de calidad para nuestra niñez y juventud cartagenera”, dijo Dau Chamat.

Productos y financiación

El secretario de Planeación Distrital, Franklin Amador Hawkins, explicó que el documento de política pública aprobado sienta las bases para que a lo largo de 16 años el sector educativo reciba recursos del orden de los 32,8 billones de pesos, de los cuales el 56% provienen de destinación específica del sector, el 35% recursos de libre inversión, y el 6,7% deben gestionarse en alianzas con el gobierno nacional, cooperación internacional y aliados del sector privado.

“Confiamos en que esta política defina el derrotero que requiere la educación en el distrito, que la orientación de las inversiones no sea coyuntural y que podamos tener inversiones concretas, programadas y de largo plazo para mejorar los niveles educativos y la calidad de vida de cartageneros y cartageneras”, dijo Amador.

Los productos aprobados

Los productos de la política pública son la oferta de bienes y servicios con la que el gobierno Distrital apunta a transformar de manera progresiva los desafíos de la educación en la ciudad.

En este caso se aprobaron 61 productos, que responden a los objetivos específicos de la política. Entre los más relevantes, por su peso económico e impacto en la calidad, cobertura y cierra de brechas, están los relacionados con ambientes escolares y recurso humano, estrategias de permanencia y atención a la primera infancia.

La política fortalece las iniciativas en inclusión y diversidad educativa, formación docente, permanencia, trayectorias completas, entre otros aspectos sobre los cuales se pronunció la ciudadanía.