Dumek y Yamil

Loading

Los resultados de las encuestas y demás sondeos de opinión sobre las preferencias electorales en Cartagena y Bolívar indican que si no hay sorpresa los próximos mandatarios del periodo 2024-2027 serían, respectivamente: Dumek Turbay y Yamil Arana, quienes deben asumir el reto de dar solucionar los problemas que afrontan las comunidades de estos territorios. En el caso de Turbay, su programa de gobierno, Unidos para avanzar, tiene 10 líneas estratégicas: Seguridad ya, Generación de empleo, lucha contra el hambre, pobreza y desigualdad, Vida Digna, Movilidad e infraestructura para avanzar, Participación ciudadana y comunitaria, Cartagena; plural y diversa, verde y amigable, ciudad histórica, ciudad turística y ordenada. Son, sin lugar a dudas, propuestas pertinentes con las necesidades colectivas, pero requieren de la intervención de las fuerzas vivas de la ciudad, en una unión efectiva de voluntades, dejando atrás la confrontación estéril y los complejos egoístas que mantienen en el subdesarrollo al pueblo.

Por el lado de Yamil Arana, su programa de gobierno, Bolívar mejor, tiene 5 objetivos estratégicos que son: Crecimiento económico y oportunidad de empleo para todos, Justicia social: cierre de brechas y calidad de vida para todos, Bolívar mejor verde y sostenible: transición energética y gestión ambiental de excelencia; Seguridad y convivencia ciudadana, Institucionalidad fuerte, Transparencia como base de una mejor gestión, Participación ciudadana, Transparencia pública y eficiencia. Estas áreas incluyen programas tendientes a cambiar positivamente la calidad de vida de la población bolivarense, pero que serán factibles si se logra promover la participación ciudadana y comunitaria en la identificación, formulación y ejecución de los proyectos que den solución a cada uno de los padecimientos comunitarios en los municipios.

Como demócratas apoyaremos las iniciativas de las futuras administraciones, pero creemos importante tener en cuenta, como paso previo, la ejecución de una masiva campaña ético-pedagógica “Por la superación humana” que forme a las comunidades, de manera presencial y por medios de comunicación, dando mensajes para estimular el progreso personal, que le hable al ciudadano de sus valores y dimensiones humanas, que le diga a la gente que no podemos resignarnos a la pobreza, que con esfuerzo y disciplina podemos avanzar. Porque podemos proyectar y ejecutar toda clase de megaproyectos, pero si nos olvidamos de educar a nuestra gente para su propia superación humana y evolución social, nada estamos haciendo.