Fueron sorprendidos manipulando cajero electrónico

Loading

Alteraban cajero automático en El Carmen de Bolívar

Buscaban hacer creer a usuarios que el cajero no arrojaba billetes poniendo un obstáculo. Estos delincuentes hacen parte de la banda ‘los Pichi’, que delinquen en Santa Marta.

La Policía Nacional en Bolívar insiste en que los delincuentes, por estos días de Navidad y fin de año, tratan de usar su sagacidad para poder ubicar a incautos y poder cometer sus fechoría.

Por esta situación, la institución sigue recomendando a los ciudadanos estar alerta y dar aviso a las autoridades. En las últimas horas, gracias a las labores de patrullaje y al oportuno aviso de la comunidad, pudieron capturar, en flagrancia, a dos presuntos delincuentes en El Carmen de Bolívar.

Dos sujetos, que mostraban movimientos sospechosos cuando estaban dentro de un cajero automático, fueron abordados por uniformados del cuadrante.

Una vez los policías los abordaron, se pudo descubrir que estas dos personas pretendían instalar una regleta de aluminio, con el propósito de obstaculizar la salida de dinero del cajero automático.

Buscaban que las víctimas abandonaran el sitio sin recibir su dinero. Aprovecharían ese momento para llegar y así poder sustraer los billetes de los cliente que no podían salir por el obstáculo.

La oportuna reacción del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes evitó que Gamenzo Charris Rada y Carlos Sulvarán Rodríguez, cristalizaran su plan y hacer su propia “navidad”.

Una vez identificados y capturados los investigadores corroboraron que Rada Charris es un reconocido delincuente en Santa Marta y municipios vecinos, a quien llaman alias ‘Pichi’ y sería el cabecilla de una banda dedicada al fleteo conocido como ‘los Pichi’.

Los dos capturados, que fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación, tienen anotaciones judiciales por porte ilegal de armas de fuego, uso de documento público falso, hurto calificado y agravado. Ahora deberán responder por obstaculización ilegítima del sistema informático (cajero automático) y un juez deberá definir su situación jurídica.­