«Nuestra salud es nuestra gran riqueza y cada habitante de Cartagena debe aprender a cuidarla afirma la candidata al Concejo del Distrito»: doctora Xamara Guerrero

Loading

La contienda política para proveer cargos a las diferentes corporaciones de gobierno local sigue su marcha y los candidatos no dejan de exponer sus propuestas a la ciudadanía. Es el caso de la Doctora Xamara Guerrero quien explica lo fundamental de la buena salud para las demás dimensiones de la vida.


¿Por qué considera la salud como algo importante en su propuesta para sus aspiraciones al Concejo de Cartagena?

X.G.:
Sin salud no hay manera de desarrollar plenamente nuestras actividades escolares, laborales, de hogar e incluso de entretenimiento. Todos reconocemos que hay que tener buena salud para vivir bien, con pleno goce de nuestros días. Solo cuando nuestra salud se ve afectada es que llegamos a apreciarla y a arrepentirnos de las cosas que no hacemos bien. En mi plan de trabajo contemplo que Cartagena avance en el autocuidado de sus habitantes, la conciencia de la prevención de las enfermedades y el buen uso de nuestra red de atención en salud


¿Cómo piensa lograr eso desde el Concejo?

X.G.:
Si la ciudadanía me elige, concentraré mis esfuerzos en apoyar todos aquellos proyectos e iniciativas que estén en línea con el mejoramiento de los indicadores en salud de los diferentes grupos poblacionales. Para el año 2022 solo 57 de cada 100 habitantes dijeron estar satisfechos con el servicio de salud que recibieron. Enfermedades que creíamos controladas aumentaron casi el doble, como sucedió con la Tuberculosis que aumentó 40% de 2021 a 2022. Diagnósticos de VIH aumentaron 24% lo cual dice que no se están haciendo bien las campañas de autocuidado y de salud sexual y reproductiva. Cartagena necesita trabajar más en la prevención sin descuidar la atención oportuna y eso es posible si hay políticas serias que no se queden en el papel sino que se implementen de verdad mediante la disposición de recursos para capacitar personal que haga trabajo extramural en prevención y promoción. Hay mucho que se puede hacer desde dentro y fuera del Concejo.


¿Pero acaso ese no es el trabajo de las EPS?

X.G.:
Nuestro actual modelo de salud se concentra en la atención de las enfermedades y la gente se ha adaptado a ese esquema. Una madre lleva a su hijo al médico solo cuando está enfermo. Muchos adultos se enteran que padecen de Hipertensión Arterial o Diabetes solo cuando presentan síntomas que les obliga a acudir a un servicio médico. Esto sigue sucediendo a pesar que la Ley 100 definió la implementación de la medicina preventiva pero muchas EPS no entendieron eso, que era mejor prevenir que curar, y se dedicaron a la atención de las personas cuando ya están enfermas lo cual por supuesto, resultó más costoso y llevó a decenas de EPS a la quiebra. Con un sistema de salud en crisis y mientras mejora ese estado de cosas, nos corresponde a cada ciudadano ser responsables de nuestra propia salud y a las administraciones locales proveer lo que sea necesario para obtener esos logros que todos deseamos. El camino es invertir en la educación de nuestra gente para que vaya un paso adelante en el autocuidado. El aseguramiento que nos da el sistema de salud no puede hacerse cargo de nuestras responsabilidades como ciudadanos.


Entonces su propuesta entrelaza la salud con la educación…

X.G.:
Nuestra salud es nuestra gran riqueza y cada habitante de Cartagena debe aprender a cuidarla. Desde hace muchos años se viene hablando de las inequidades en Cartagena o de las dos Cartagenas, la de la pobreza y la de los privilegios. Pero no podemos seguir enquistados en esos diagnósticos que todos conocemos. Necesitamos trabajar todos para que estas cosas cambien. No queremos ver familias pobres que vean el delito como única oportunidad para salir adelante y por eso creo, como muchos colombianos, que la superación de la pobreza pasa por una forma diferente de entender la realidad y que se necesita de una buena salud física, mental, emocional y espiritual unida a la mejor educación para la vida, para que podamos para salir adelante.


Doctora Xamara, lo que usted dice se oye muy bonito pero ¿cómo un votante va a saber si sus propuestas en salud y educación son reales y no son solo un discurso para las elecciones y que después pasan al olvido?

X.G.:
La respuesta es muy sencilla: no estoy prometiendo cosas que todos sabemos no se van a alcanzar. Hoy sabemos que los problemas más cruciales de Cartagena son la seguridad, la vivienda, los servicios públicos y la salud. No estoy prometiendo que vamos a regalar casas o que nadie va a pagar más el recibo de la energía o del agua porque todos entendemos que eso sería populismo. Lo que si les puedo asegurar es que si la gente tiene buena salud y está bien educada, sus ingresos, por poco que sean, le van a rendir más, podrá invertir en su vivienda, tendrá mejores oportunidades laborales, disminuirá la delincuencia por necesidad. Con salud y educación nuestra gente tendrá mayor forma de satisfacer sus necesidades básicas.


¿Su propósito será solo mejorar la salud de los cartageneros o tiene otros frentes?

X.G.:
Mi formación académica me permite entender mejor la problemática en salud que vive no solo Cartagena sino todo el país y estructurar soluciones desde el conocimiento médico. Pero eso no es suficiente. Se necesita complementar esos saberes con una formación administrativa y gerencial, saber manejar los recursos y gracias a Dios también he recibido una formación en esas áreas. Por eso mi campaña se identifica con el lema para gestionar, porque hay que hacer gestión en todos los frentes. Por ejemplo, Cartagena necesita mejorar sus vías y eso implica invertir recursos. Una carretera pavimentada, sin huecos, mejora los tiempos de desplazamiento, disminuye la accidentalidad, mitiga los trancones, impacta en la salud de los que viven alrededor al no levantarse tanto polvo o al no formase charcos por muchos días que sirven para criaderos de vectores de enfermedades. La gente debe educarse en el cuidado de sus vías porque eso representa salud para ella misma.Todos los actores viales deben comprometese por el respeto y cuidado de sus vías: respetar las zonas de cruces, los semáforos, caminar por los andenes, respetar los limites de velocidad, etc… Este es un ejemplo donde la educación y la cultura se integran con una calle pavimentada. Pero mi propuesta va más allá, porque la transformación del espacio, en este caso una calle, puede ampliarse a zonas denominadas bioparques, es decir, parques con árboles y maquinas para hacer actividad física. De esta forma se integran tres componentes que impactan positivamente la calidad de vida de los cartageneros: la educación, la cultura y el deporte.


Doctora Xamara, muchas gracias por esta entrevista. ¿Algo más que quiera decirles a los electores?

X.G.:
Cartagena viene rezagándose con respecto a otras ciudades de Colombia y es hora de hacer las cosas diferentes. Empecemos por cambios en nuestra cultura ciudadana, nuestra educación para la convivencia pacífica y en el autocuidado. Nuestro entorno puede cambiar si hacemos un buen uso de nuestros recursos. Tenemos el ejemplo de Barranquilla y el impacto que ha tenido su transformación del espacio. Cartagena tiene muchas ventajas para alcanzar esos logros y es fundamental que sus dirigentes estén en sintonía con una visión de progreso. Invito a que se sumen a mi propuesta de desarrollo para Cartagena votando por mi persona, número 2 al Concejo por el Partido Esperanza Democrática.