Problemas en el registro de votantes y disminución de laparticipación ciudadana marcaron la jornada electoral enCartagena, según la MOE

Loading


La participación de la ciudadanía cartagenera en estas elecciones estuvo por debajo
del promedio nacional (58%) y disminuyó en comparación con lo alcanzado en 2019
cuando participó el 55% del censo electoral. Con el 100% de las mesas reportadas,
se puede establecer que participó el 50,04% del censo electoral. El nuevo alcalde fue
electo con el 43% de los votos.
Hechos limitantes del ejercicio de la participación electoral.

  1. Condiciones climáticas adversas:
    Dentro de los principales problemas que pudieron limitar la participación ciudadana estuvieron las lluvias e inundaciones en algunas zonas de la ciudad, que afectaron el acceso a puestos votación y, en algunos casos, requirió el desplazamiento de algunas mesas dentro del puesto con su respectivo material electoral. Las fuertes lluvias generaron en distintos momentos de la jornada interrupciones al servicio de energíaeléctrica.
  2. Problemas en el registro de votantes:
    A lo largo de la jornada electoral fueron numerosos los casos de quejas de votantes que no pudieron ejercer su derecho al voto por cuanto no aparecían en el registro de votantes del puesto donde suponían podían votar. En algunos casos se trataba de personas que habían hecho un proceso previo de inscripción de cédulas, y en otros correspondía con personas que simplemente votarían en el puesto donde siempre lo habían hecho. Si bien, desde la Registraduría, se informó que el Consejo Nacional Electoral –CNE, anuló la inscripción de cédulas de más de 11 mil personas en Cartagena por riesgo de transhumancia electoral, lo cierto es que muchas de las personas afectadas narraron situaciones que no correspondían con las causales para determinar este riesgo. Esto sucedió, incluso, con un candidato a la Alcaldía de Cartagena. La MOE Cartagena expresa su preocupación por estos hechos, y exhorta
    al CNE y a la Registraduría a profundizar en las explicaciones de lo sucedido, e invita a la ciudadanía afectada a que eleve los reclamos o quejas ante la Procuraduría y la Defensoría, de manera que se pueda atender cada caso.
  3. Irregularidades presentadas durante las elecciones.
  4. Hechos asociados con los votos y los tarjetones electorales:
    En distintos puestos de votación, especialmente donde no había presencia completa de las autoridades electorales en las mesas de justicia, se presentaron algunos hechos que afectaron la transparencia del proceso electoral en estos lugares, por ejemplo:
  5. Cartagena cerró su jornada electoral siendo la ciudad del país con la mayor
    proporción de votos no marcados (9,6%).
  6. En la IE Bertha Gedeón de Baladí, el operador logístico no suministró el
    paquete que contenía los tarjetones a la Alcaldía. Sin embargo, la
    Registraduría solventó esta situación con el uso de tarjetones de Alcaldía
    excedentes de otras mesas.
  7. Hubo reporte de votantes a los/las que no les entregaron todos los tarjetones
    al momento de votar.
  8. En 4 puestos de votación se encontraron debajo de las urnas varios tarjetones
    marcados. La hipótesis manejada en todos estos casos por parte de los jurados
    es que un votante desprevenido los dispuso equivocadamente en esa zona,
    por lo cual, se reintegraron a la urna. La aparición de estos casos muy
    semejantes entre sí en puestos de votación diferentes, genera suspicacia y
    exige de las autoridades electorales una mejor custodia de los materiales
    electorales.
  9. Hubo una alerta de hallazgo de 51 votos marcados por fuera de las urnas, en
    un lugar de un puesto de votación en zona insular, frente a lo que la Fiscalía
    hizo un desplazamiento a la zona para realizar las investigaciones del caso.
  10. En el 19% de las mesas observadas fue necesario nivelar la cantidad de votos
    debido a que no coincidían los votos ingresados en las urnas con el número de
    votantes registrados.
  11. Publicidad en puestos de votación y sus inmediaciones.
    Al inicio de la jornada, la MOE identificó que en el 17% de las mesas observadas, los testigos electorales estaban portando elementos publicitarios o distintivos propios de las campañas, situación que no está permitida. De igual forma el 13% de los jurados incurrió en esta misma práctica que es una contravención a la normatividad existente.
    Alrededor de varios puestos de votación, así como en vehículos que transportaban votantes, se encontró material visual propagandístico de campañas que también contraviene las regulaciones en esta materia. Estos casos, exigen para futuros comicios un control más incisivo de las autoridades policiales para remover o retirar aquella publicidad que se halle en zonas prohibidas y limitadas para el día de las elecciones.
  12. Otras irregularidades.
  13. En una mesa ubicada en el puesto donde funciona la universidad San
    Buenaventura, los jurados les entregaron tarjetones simultáneamente a varios
    adultos mayores alegando la necesidad de agilizar su atención, aun cuando no
    habían pasado por el debido proceso de identificación en la mesa.
  14. Después del cierre de los puestos de votación, varios testigos electorales
    manifestaron inconformidades con las técnicas y procesos de conteo de votos,
    con lo cual, en el 31% de las mesas observadas, estos solicitaron reconteo de
    los votos, haciendo más extenso el tiempo de reporte de resultados.
  15. En muchos casos, se evidenciaron prácticas irregulares de jurados, dentro de
    las que se destacan, por ejemplo, orientación a personas en el acto de votar
    junto al cubículo, retraso en el inicio de la apertura del puesto de votación por
    esperar la presencia de testigos electorales, desconocimiento del protocolo
    trans (incluso un jurado en la IE La Libertad discriminó y agredió verbalmente
    a una observadora trans al ejercer su derecho al voto en una de las mesas), y
    poco control sobre el uso de teléfonos de votantes en las mesas.
    Teniendo en cuenta que las/los jurados son la máxima autoridad en las mesas de votación, es importante que la autoridad electoral fortalezcan sus procesos
    formativos, y que, además, genere mayores competencias de control a delegado(a)s de Registraduría en puestos de votación, y exija una mayor presencia de órganos de control, para que se puedan gestionar de manera efectiva las situaciones que afectan la transparencia electoral por cuenta de jurados y votantes.