Sindicatos rechazan nombramiento de nueva encargada del Invima

Loading

Se habla de triquiñuelas para nombrar a una persona que no tendría el perfil para ocupar este importante cargo.

Las organizaciones sindicales de los trabajadores del Instituto Nacional de
Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – INVIMA: SINTRAINVIMA, SINTRAEN SP SINTRAENTIPUC, rechazan en forma enérgica la dilación por parte del Gobierno Nacional en cabeza del Presidente GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO para
nombrar en forma definitiva al Director General del INVIMA, lo cual demuestra
un claro desinterés por la salud pública del país y por la entidad.
En el actual período presidencial se han realizado nombramientos mediante la
figura de encargo así: desde el 17 de septiembre de 2022 al Doctor Francisco
Augusto Giuseppe Rossi Buenaventura; a partir del 14 de abril de 2023 a la
Doctora Mariela Pardo Corredor, quien además se desempeña como
Secretaria General del Instituto; desde el 18 de octubre de 2023 al Doctor Juan
Carlos Arias Escobar actual Director Técnico de la Dirección de Cosméticos,
Aseo, Plaguicidas y Productos de Higiene Doméstica y; mediante Decreto 2258 de fecha 22 de diciembre de 2023, el cual se da a conocer los primeros días del mes de enero del 2024, la Dra. Yenny Adriana Pereira Oviedo, quien ostenta cargo de Asesor del Despacho del Ministro de Salud y Protección Social.
Sin desconocer la calidad y experiencia de cada uno de los profesionales a
quienes se ha designado como Director (a) Encargado (a), es pertinente hacer
referencia a lo establecido en el Artículo 24 de la Ley 909 de 2004 el cual,
refiriéndose a encargos para ocupar empleos de Libre Nombramiento y
Remoción señala que “ …En caso de vacancia definitiva el encargo será hasta por el término de tres (3) meses, prorrogable por tres (3) meses más, vencidos los cuales el empleo deberá ser provisto en forma definitiva….” (negrilla propia) Por lo anterior y al amparo de la Ley 909 de 2004, consideramos que los nombramientos en encargo de manera continua y sucesiva no están ajustados a la normativa vigente aplicable, adicionalmente este tipo de designaciones afectan la estabilidad administrativa, puesto que adicional a la Dirección General del Instituto se encuentran en interinidad otras dependencias misionales y de apoyo, acentuando la crisis institucional de manera interna, más aún cuando al interior de la entidad se está planteando un rediseño del INVIMA.
La crisis que vive en estos momentos el Instituto ha sido reportada en medios
de comunicación, los cuales han informado la inconformidad de los usuarios del Instituto en el trámite de algunos servicios relacionados con la expedición de registros y certificados para la comercialización e importación de productos de su competencia (medicamentos, dispositivos médicos, cosméticos, productos de aseo e higiene doméstica, alimentos, plantas de beneficio animal, entre otros), sin tener en cuenta que esta situación es generada principalmente por la limitación en la gestión y la falta de provisión de recursos humanos y herramientas necesarias para que los funcionarios ejerzan sus labores.
Es importante tener presente que el Invima es una agencia y autoridad
sanitaria con reconocimiento regional; cuenta con certificación ISO 9001:2015,
máxima calificación OPS, acreditación ONAC, constituyéndose en si misma
como una parte fundamental para el cumplimiento del estatus sanitario y
competitividad del país. Gracias a su idoneidad técnica y científica el INVIMA
ha logrado en su gestión la articulación con entidades afines a su misión
incluyendo Entidades Territoriales de Salud, Instituto Colombiano Agropecuario

  • ICA, Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN, Instituto Nacional
    de Salud – INS, Ministerios de Salud y Protección Social; Agricultura y Desarrollo
    Rural; Comercio, Industria y Turismo, la Policía Nacional, Fiscalía General de la
    Nación, autoridades ambientales regionales, departamentales y municipales.
    Por lo anterior, el INVIMA requiere que se designe a su Director General en propiedad con el fin de planear, coordinar y controlar el desarrollo de las funciones legales y constitucionales asociadas a la protección y promoción la salud pública de los colombianos, mediante la gestión del riesgo asociada al consumo y uso de alimentos, medicamentos, dispositivos médicos, plantas de beneficio animal y otros productos objeto de vigilancia dando cumplimiento a su misionalidad. Lo anterior, sin modificar los manuales de funciones para ajustar los perfiles, prácticas que se evidenciaron en gobiernos anteriores. Por lo anterior descrito, se requiere de una persona con experiencia e idoneidad profesional para dirigir tan importante entidad del orden nacional teniendo en cuenta que los nombramientos en encargo continuos y sucesivos han generado inestabilidad y se ha postergado la toma de decisiones estratégicas para el Instituto, afectando así el funcionamiento y generando incertidumbre en el devenir de la entidad, de manera interna y externa. Aunado a lo anterior, se requiere el fortalecimiento de la entidad para solventar las competencias y exigencias que el mismo Gobierno Nacional ha optado por imponer, tales como la expedición de registros sanitarios para medicamentos a costo cero (Decreto 1474 de 2023) y la apertura de Plantas de Beneficio Animal municipales (Decreto 2016 de 2023). Concomitante, se requiere fortalecer la planta de personal, la infraestructura tecnológica y, optimizar las condiciones salariales y laborales para los funcionarios de la entidad, y se optimice el uso de los recursos dando la relevancia pertinente a la misionalidad de la entidad.