Veeduría en Salud Color Esperanza rechaza agresión por parte de pareja de funcionaria de dispensario de Coosalud a usuario en Pasacaballos

Loading

La Veeduría en Salud Color Esperanza rechaza de manera contundente la agresión de la que fue víctima el usuario de Coosalud y miembro de esta veeduría, Ricardo Olivo, hecho ocurrido el pasado martes en el dispensario GHG Global Healt Group ue suministra los medicamentos en el corregimiento de Pasacaballos.


Como ya es sabido, Olivo fue en busca de unos medicamentos que debía tomar debido a un tratamiento médico que lleva por una afectación en una de sus piernas.


Según explicó el usuario y miembro de esta veeduría,  llegó al dispensario donde solicitó los medicamentos y la respuesta fue negativa y que haría un pendiente,  situación que no aceptó.
«Le expliqué que otro funcionario había comentado que había enviado los medicamentos, pero no se los dieron porque no los tenían en existencia», señaló el usuario a la Veeduría en Salud Color Esperanza.
Ante este hecho, Olivo se quedó en el lugar y esperó que los demás usuarios salieran y le puso candado a la puerta y se amarró.
Contó que quince minutos después llegó la pareja sentimental de Tatiana Paola Torres Payares, una de las funcionarias del dispensario, identificado como Deivi Cantillo Bello, quien con un martillo rompió el candado, reventó la puerta y agredió de palabras al usuario.
«Intentó agredirme con el martillo, pero se arrepintió», comentó a los miembros de la Veeduría Ricardo Olivo.
Señaló que después del incidente permaneció en el lugar hasta pasadas las 7 de la noche cuando le entregaron los medicamentos.
«Es inaudito que situaciones como estas ocurran, y que se haya perdido la humanidad y sensibilidad por parte de los encargados de brindar atención médica a los ciudadanos», manifestó Andrés Ochoa, presidente de la Veeduría en Salud Color Esperanza.
Reiteró que Ricardo Olivo es miembro activo de la veeduría, que hace parte de la ONG Fuente Árbol de Vida y de la Red Observatorio Nacional de Veedurías.