Clínica Blas de Lezo retiene a una menor porque su mamá no tiene dinero completo para pagar el copago

Loading

Ya se está volviendo costumbre escuchar que la clínica Blas de Lezo violenta los derechos a la salud a sus usuarios.


El martes de la semana anterior, se conoció que una menor había ingresado con fuertes dolores y que solo el miércoles, después de una intervención de la Veeduría en Salud Color Esperanza se logró que la paciente fuera intervenida quirúrgicamente.
«Afortunadamente el llamado tuvo una rápida acogida por el personal de dicha clínica, ya que cuando procedieron a intervenirla, se percataron que estaba a punto de tener una peritonitis», señaló Andres Ochoa, representante del mencionado órgano de vigilancia.
En ese momento volvió a la normalidad. La menor fue llevada a piso y se logró una rápida y buena recuperación.
El dolor de cabeza nuevamente siguió este martes cuando la familia, en especial la mamá de la paciente, recibió la notificación de recibir la de alta de la paciente por parte de la clínica.
«Me dijeron que debo cancelar un copago de 338 mil pesos. Le comenté a la trabajadora social que no tenía la totalidad, porque en casa la única que hoy día tiene trabajo soy yo.  Lo que hasta el momento había conseguido eran 100 mil pesos», señaló la madre de la menor.
La funcionaria le expresó que lo máximo que podría cobrarle eran 238 mil pesos o de lo contrario la paciente no podrían salir de la clínica.
«Me dijo que debía entregar todo el dinero en efectivo. No se reciben ni letras ni pagaré», comentó lo expresado por la funcionaria de la Clínica Blas de Lezo.
Ante esta situación,  la Veeduría en Salud Color hizo un llamado contundente al alcalde Dumek Turbay, a la Supersalud, al Dadis y demás entes de control, que ya está bueno de tantos abusos por parte de la IPS Clínica Blas de Lezo.
«Solicitamos una mesa de trabajo de manera inmediata con las EPS que tienen contrato con esta IPS porque son alcahuetas de las barbaries contra los usuarios», puntualizó Ochoa.
Como se recordará, la semana anterior, luego de conocerse este caso, que fue denunciado en la red social X por parte la Veeduría en Salud Color Esperanza, el alcalde Turbay urgió al Dadis para que se instale una mesa de trabajo con las IPS con el fin de mejorar la atención al paciente, sobre todo en urgencias.

Se está a la espera de conocer qué medida adoptó la IPS con relación a la salida de la menor dado que se podría tipificar la comision de uno o más delitos.