“Tasa de seguridad sí, pero no así”: diputado electo Zaith Adechine

Loading

El estrato 3 debe ser excluido de dicha contribución, ya que son más de 60 mil familias que hoy están incluidas y que se verán aún más afectadas en su economía.
Zaith Adechine pide al Gobernador saliente que permita a la nueva Asamblea y al Gobernador electo revisar y ajustar dicha ordenanza, por consiguiente, que no se sancione como está concebida hoy
.

Zaith Adechine, diputado electo del departamento de Bolívar, se pronunció sobre la reciente ordenanza aprobada por la Asamblea Departamental en la que se cobra una tasa de seguridad vía recibo de energía.
Para el joven economista, el departamento necesita los recursos para inversión en seguridad, dado los notables incrementos en los índices de criminalidad en Cartagena y municipios como Turbaco, Arjona, El Carmen de Bolívar y Magangué.
“Cartagena lleva dos años en una crisis profunda de seguridad y el departamento está volviendo a los días grises del conflicto armado, tan sólo en el último mes se han desplazado más de mil familias en el Sur de Bolívar por los enfrentamientos entre el Ejército y el ELN y el Clan del Golfo, así que nadie discute la necesidad de contar con más recursos para invertir en la seguridad de los ciudadanos”, explicó Zaith.
Sin embargo, a consideración del diputado electo hoy la ordenanza que sustentó esta nueva tasa tiene varios inconvenientes a revisar:

  1. No se percibió por parte de la sociedad civil organizada que hubiera una discusión amplia en dónde se revisaran todos los componentes del proyecto, por ende, hoy hay un rechazo generalizado de la ciudadanía,
  2. La contribución, si bien excluye a los estratos uno y dos que son los más empobrecidos, sí incluye al estrato tres que hoy representa a la clase media trabajadora y que ha sufrido el alto costo de vida asociado a la inflación, el encarecimiento del combustible, de la energía eléctrica, entre otros servicios básicos,
  3. No se especifica cómo y dónde serán invertidos esos recursos.
    El diputado electo plantea, como medida de consenso, que el Gobernador Vicente Blel no sancione dicha ordenanza y permita qué, con los ajustes correspondientes, se presente por la nueva administración departamental.
    “Sabemos que las relaciones entre el gobernador Blel y el Gobernador (e) Yamil Arana son las mejores, por eso considero que esta ordenanza, necesaria para contribuir al mejoramiento de la seguridad ciudadana en todo el departamento, debe ser lo suficientemente sólida para que no tenga tropiezos en su implementación”, concluyó Zaith.