Reunión extraordinaria de seguridad y convivencia para el encuentro futbolístico, este martes, entre el Real Cartagena y el Barranquilla F.C.

Loading

Para el encuentro entre el Real Cartagena y el Barranquilla Fútbol Club se espera la asistencia de 10 mil personas. La Policía Metropolitana de Cartagena desplegará 400 uniformados para garantizar la seguridad, mientras que 300 personas se encargarán de logística.

En la mañana de este domingo 24 de marzo, la Comisión Local de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol, ​​liderada por la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana, convocó a una reunión extraordinaria. El objetivo principal fue analizar y adoptar medidas destinadas a garantizar un ambiente de armonía durante el próximo encuentro futbolístico en el estadio Jaime Morón, entre el Real Cartagena y el Barranquilla F.C.

Diversas entidades y autoridades distritales, como la Policía Metropolitana, el Cuerpo de Bomberos, la Oficina Asesora para la Gestión de Riesgo y Desastre (OAGRD), el Instituto de Deporte y Recreación (IDER), representantes del Real Cartagena, la Escuela de Gobierno, la Defensoría del Pueblo y un representante de la barra Rebelión Auriverde del Real Cartagena, se hicieron presentes para concertar medidas que garanticen seguridad y convivencia pacífica a los asistentes al encuentro.

Durante la reunión, se abordaron diversos temas, incluida la sanción impuesta por la DIMAYOR a la tribuna oriental del estadio Jaime Morón. Esta medida se tomó debido a los actos violentos ocurridos en el estadio Sierra Nevada durante un encuentro anterior entre la Unión Magdalena y el Real Cartagena. Como respuesta, se anunció que aquellos que compraron boletas para esa tribuna serán reubicados en otras zonas del estadio para garantizar su seguridad y comodidad.

El secretario del Interior, Bruno Hernández Ramos, destacó el compromiso de la administración distrital en brindar todas las garantías para que los espectadores vivan el fútbol de manera pacífica. Sin embargo, señaló que algunos miembros de las barras han ignorado este apoyo, lo que podría desencadenar sanciones por parte de la comisión.

Respecto a las barras involucradas en los incidentes violentos, la comisión votó de manera unánime para imponer una sanción de dos fechas. Durante este tiempo, las barras Rebelión Auriverde y Aguante 99 tendrán restricciones en el uso de elementos como bombas de humo y tiras plásticas. Además, se permitirá un momento de reflexión y hermandad entre las barras durante el entretiempo del partido.

Los barristas expresaron su conciencia sobre los incidentes y solicitaron medidas más severas para aquellos que intentan empañar la celebración del fútbol.

Para el encuentro entre el Real Cartagena y el Barranquilla Fútbol Club, se espera la asistencia de 10 mil personas. La Policía Metropolitana de Cartagena desplegará 400 uniformados para garantizar la seguridad, mientras que 300 personas se encargarán de la logística. El Puesto de Mando Unificado operativo estará desde el mediodía, las puertas del estadio se abrirán a la 1:00 de la tarde y el partido iniciará a las 4:00 de la tarde.